Blog

Campamentos de verano: beneficios del campo para los niños

Campamentos de verano

Este verano hemos vuelto a disfrutar de unas increíbles jornadas campestres, gracias a los campamentos de verano.  Y es que, para mí, parte del verano, consiste en disfrutar del campo y la naturaleza. Desde pequeños siempre hemos pasado parte del verano en el campo, rodeados de naturaleza y de otros niños. Teníamos la suerte de poder invitar a primos y más amigos a casa y entonces empezaban unas auténticas vacaciones de aventura. En más de una ocasión hemos montado la tienda de campaña en el jardín y dormido allí al más puro estilo comanche durante semanas. Cada día era una nueva aventura, donde explorar, investigar e inventar juegos en medio del campo, estaban a la orden del día.

haciendo nuevos amigos
haciendo nuevos amigos

Sensación de libertad

Y es que poder disfrutar de esa sensación de libertad que produce estar rodeado de naturaleza no tiene precio. Poder correr sin miedo a que nos pille un coche, respirar aire puro y ver una paisaje amplio y limpio, es algo que creo se nos queda grabado en el cerebro.

Aventura

Además, salir a jugar al campo nos aporta un ligero subidón de adrenalina, ya que no sabemos lo que nos podemos encontrar, cada día hay cosas nuevas que descubrir e investigar, desde insectos, a plantas, animales, objetos: plumas, piedras, semillas, hojas con un sinfín de posibles utilidades. Sin darnos cuenta, se nos aviva la imaginación, ya que quién sabe ¿quién puede vivir en ese agujero del árbol, y en las madrigueras del suelo, debajo de las piedras? Lugares y seres increíbles que nos permiten descubrir cosas nuevas cada día. Y todo ello sin ayuda de ningún aparato electrónico, las horas pasan volando y ni nos hemos acordado de la Tablet, el móvil o la consola. La magia del campo es lo que tiene.

Explorar

En esta parte del verano hemos explorado ya buena parte del campo y hemos hecho innumerables amigos, de 2 y de más patas. Hemos descubierto cuales son los mejores árboles para escalar, como decorar la naturaleza de forma ecológica y natural, buscar, ver y descubrir cosas nuevas que estaban allí pero que antes no éramos capaces de ver, mientras cuidamos y respetamos nuestro entorno. Nos hemos relajado con el sonido de los árboles, disfrutado de su sombra y agradecido su cobijo para nuestros pic-nics. Hemos inventado juegos, aventuras y hecho nuevos amigos. Aprendido de ellos, porque hasta de una pequeña hormiga se pueden aprender infinidad de cosas.

Gracias

Gracias a los que habéis compartido esta primera parte del verano con nosotras. Aún nos queda mucho verano por disfrutar y estamos deseando que nos acompañéis. En nuestros campamentos de verano disfrutamos del campo y la naturaleza, pero también de la interactuación con otras especies, de la cocina, el reciclaje y las manualidades, de los beneficios de todas ellas os iré hablando en próximas entradas.

Seguimos

Si aún te quedan días libre en verano antes de que empiece el cole y quieres pasarlos con nosotras, no lo dudes y vente.

Aun no hay comentarios


Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *